Inicio / Noticias / Playas del Este esperan a turistas de Semana Santa

Playas del Este esperan a turistas de Semana Santa

En vísperas del asueto, ayer comenzó la afluencia de los temporadistas. Hay quejas por “buscones” y altos precios

Arenas blancas y limpias y aguas cristalinas son algunos de los principales atractivos que exhiben las cálidas playas del Este: una de las zonas preferidas por los turistas nacionales y extranjeros, durante la Semana Santa.

El equipo de elCaribe hizo un breve recorrido por los más de 123 kilómetros de costa entre Santo Domingo y La Romana y constató buena afluencia de temporadistas.

Los prestadores de servicios turísticos de playas como Bayahíbe, Juan Dolio, Guayacanes, Caribe y Boca Chica indicaron que desde la semana pasada desarrollaron un intenso operativo de limpieza en la arena y delimitaron algunas zonas de la playa, con boyas, para resguardar a los bañistas.

En Bayahíbe, aunque llovió temprano y estaba un poco nublado, la playa lucía impecable y ordenada y con un buen número de bañistas en la orilla.

El lanchero Luis Martínez aseguró que hasta ahora las operaciones para Isla Saona se mantienen normales, pero espera que a partir de mañana se incremente la afluencia de turistas.

“Esperamos que este año venga más gente que en años anteriores, para que disfruten de las bellezas de Bayahíbe y de Isla Saona, un lugar único en el planeta”, expresó.

Además, el agente de Cestur Wander Roque comentó que los turistas pueden sentirse seguros en la zona, gracias al trabajo de la Policía Nacional y la Policía Turística. “Estamos desplegados junto a la Policía Nacional, en todo el país, para garantizar la seguridad de los turistas”, resaltó.

Problemas con “buscones” y precios

En las playas del Este, el alquiler de un toldo con cuatro sillas oscila entre los 250 y 500 pesos; un plato de pescado entre 350 y 1,200 pesos y el servicio de parqueo, desde 200 pesos en adelante. Pero, en vísperas de Semana Santa, ya se están presentando quejas por el sobreprecio en playas como Juan Dolio y Boca Chica.

En Juan Dolio, algunos bañistas se mostraron molestos por la actitud de los “buscones”, personas que alquilan sillas, toldos y parqueos y que venden comida a los visitantes. “Yo estuve aquí el fin de semana pasado y alquilé un toldo en 300 pesos, pero hoy me quisieron cobrar el doble”, expresó Ricardo Thomas.

Alertó que otro de los problemas que presenta la playa, es el elevado precio de los alimentos. “Mucha gente pide pescado frito y cuando les traen la cuenta salen sorprendidos. Primero les dicen que el pescado cuesta 600 pesos, pero terminan pagando más de mil pesos por plato, por culpa de los buscones”, denunció.

También, el bañista Héctor Sánchez se quejó por el tema de los parqueos y dijo que frente a esta realidad Pro Consumidor debe desplegar un operativo en las playas y ejercer control, porque se puede afectar la actividad turística.

“La Policía tiene que llevárselos presos a todos (los buscones) porque no es posible que uno se estacione en la calle y te quieran cobrar. Si uno no paga, entonces te quieren partir un cristal”, expresó.

Cerca de Juan Dolio, en Playa Guayacanes, la situación no es diferente. También hay quejas de los turistas por el tema del parqueo y de los precios.

La señora María Castro señaló que aunque la playa es muy bonita y cuenta con mucha seguridad, hay problemas con los buscones. “Siempre venimos aquí, porque no hay tanta gente, pero los buscones la están dañando”, enfatizó.

Quejas en Boca Chica

De las cinco playas visitadas ayer, Playa Caribe fue la que lució más desolada y en la que se reportaron menos quejas. Los vendedores de bebidas y pescado dijeron que es normal que no haya mucha gente por ser un día de semana. “De seguro que desde mañana esto se comienza a llenar por la Semana Santa”, señaló el vendedor Roberto Rodríguez.

Pero la playa que albergó mayor número de visitantes y mayor número de quejas fue Bocha Chica. Muchos turistas nacionales y extranjeros la visitaron ayer para disfrutar de la playa y el sol. No obstante, la arena de la playa estaba un poco sucia y en el mar se podían observar vasos desechables y fundas plásticas.

La turista Keila Pérez dijo que uno de los problemas que tiene la playa es que estaba un poco sucia y los buscones quieren cobrar por todo y venden el pescado y las bebidas, muy caros. “Uno se puede comer un pescado aquí en 300 pesos, pero si te lo trae un buscón, te lo quiere cobrar hasta en mil pesos. Eso es un abuso”, manifestó.

Dijo que ya es hora de que las autoridades atiendan esta situación.

About MillonariaFm

Compruebe también

Kimberly Taveras acude este viernes ante la Procuraduría

Para este viernes a las 11:00 de la mañana está citada la ministra de la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: