Inicio / Salud / Para qué se usa el ácido pantoténico o vitamina B5

Para qué se usa el ácido pantoténico o vitamina B5

Qué es el ácido pantoténico
El ácido pantoténico es una vitamina, también conocida como vitamina B5, que se encuentra en diferentes alimentos, como carnes, vegetales, granos de cereales, legumbres, huevos y leche, entre otros. Es importante para que nuestro cuerpo utilice en forma correcta los hidratos de carbono, proteínas y lípidos.
La vitamina B5 también está disponible comercialmente como dexpantenol y pantotenato de calcio, productos químicos sintetizados en el laboratorio a partir del isómero D del ácido pantoténico.
Otros nombres:
Acide D-Pantothénique, Acide Pantothénique, Alcool Pantothénylique, B Complex Vitamin, Calcii Pantothenas, Calcium D-Pantothenate, Calcium Pantothenate, Complexe de Vitamines B, D-Calcium Pantothenate, D-Panthenol, D-Panthénol, D-Pantothénate de Calcium, D-Pantothenic Acid, D-Pantothenyl Alcohol, Dexpanthenol, Dexpanthénol, Dexpanthenolum, Pantéthine, Panthenol, Panthénol, Pantothenate, Pantothénate, Pantothénate de Calcium, Pantothenol, Pantothenylol, Vitamin B5, Vitamin B-5, Vitamine B5.
Para qué se usa
Según informa Natural Medicines, en su sitio sobre suplementos dietéticos y terapias alternativas y complementarias, los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se ha demostrado su seguridad y eficacia. Como algunas de estas afecciones son potencialmente serias, se aconseja consultar a un profesional de la salud.
Entre la larga lista de usos del ácido pantoténico se encuentra: tratar deficiencias en la dieta, acné, alcoholismo, alergias, calvicie, asma, déficit de atención con hiperactividad (TDAH), autismo, síndrome de ardor en los pies, infecciones por hongos, insuficiencia cardíaca, síndrome del túnel carpiano, afecciones respiratorias, enfermedad celíaca, colitis, conjuntivitis, convulsiones e infecciones de la vejiga.
Se toma por vía oral para tratar la caspa, depresión, dolor de los nervios debido a la diabetes, infecciones en la lengua, canas, dolores de cabeza, hiperactividad, insomnio, irritabilidad, presión arterial baja, esclerosis múltiple, distrofia muscular, calambres musculares en las piernas asociados con el embarazo o el alcoholismo, neuralgia, obesidad, mejorar el funcionamiento del sistema inmune y el rendimiento atlético.
También se aprovecha para tratar la artrosis, artritis reumatoide, enfermedad de Parkinson, síndrome premenstrual, agrandamiento de la próstata, estrés físico y ansiedad, resfríos y otras infecciones, retraso del crecimiento, herpes zóster, trastornos de la piel, llagas en la boca, síndrome de fatiga crónica, mareos, estreñimiento, reducir los signos del envejecimiento, y estimular las glándulas suprarrenales.
La gente aplica dexpantenol, que se sintetiza a partir del ácido pantoténico, en la piel para la picazón, picaduras de insectos, mordeduras, reacciones alérgicas a la hiedra venenosa, dermatitis del pañal y promover la cicatrización de los eccemas leves y otras afecciones de la piel.
El dexpantenol se administra a través de una aguja inyectada en la vena o el músculo para mejorar los movimientos intestinales, tratar la distensión abdominal debido a la disminución de la función intestinal y para disminuir los gases después de una cirugía o por embarazo. Además, se usa un aerosol nasal que contiene dexpantenol para reducir la sensación de congestión nasal o detenerla.
Dosis
A partir de diferentes investigaciones científicas, se conocieron las siguientes dosis diarias recomendadas de ácido pantoténico (vitamina B5):
Bebés de 0 a 6 meses: 1,7 miligramos (mg.).
Bebés de 7 a 12 meses: 1,8 mg.
Niños de 1 a 3 años: 2 mg.
Niños de 4 a 8 años: 3 mg.
Niños de 9 a 13 años: 4 mg.
Hombres y mujeres de 14 años en adelante: 5 mg.
Mujeres embarazadas: 6 mg.
Mujeres amamantando: 7 mg.
Preocupación sobre su uso
El ácido pantoténico se considera seguro para la mayoría de las personas cuando se lo ingiere en las cantidades apropiadas. Incluso cantidades mayores a las recomendadas (hasta 10 gramos) parecen ser seguras para algunas personas, pero, al tomar en esas cantidades, aumenta la probabilidad de sufrir efectos secundarios, como diarrea.
El ácido pantoténico también se considera seguro cuando se toma en las cantidades apropiadas durante el embrazo o la lactancia. Sin embargo, se aconseja no consumirlo en exceso, y que las personas con hemofilia, colitis ulcerosa y obstrucción gástrica eviten su uso.
Actualmente se desconoce si posee interacciones con medicamentos, hierbas, suplementos o alimentos. Recuerda, el ácido pantoténico o vitamina B5 como suplemento nutricional no está sujeto a las mismas estrictas reglamentaciones requeridas para los fármacos de venta libre y sin receta. Por consiguiente, es recomendable que consultes a tu médico antes de consumirla para evitar cualquier problema.
Fuentes consultadas:
Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.

About julio espinal

Compruebe también

Según estudio, los anteojos pueden ayudar a proteger contra el coronavirus

Si bien se ha establecido que la principal vía de infección del coronavirus es la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: