Inicio / Salud / “Papá gallina”, ¿saludable o perjudicial para los hijos?

“Papá gallina”, ¿saludable o perjudicial para los hijos?

Tiempo atrás la figura paterna era sinónimo de fortaleza, robustez, autoridad… Los hijos incluso no tenían mucha cercanía con su progenitor, y, por lo regular, cualquier inquietud o deseo de algo se despachaba con la madre.
La relación con los padres por lo regular era considerada “cosa de hombres”, es por eso que compartir con ellos era más bien asumido por los hijos varones, pero casi nunca con las hembras.
Sin embargo, las cosas han cambiado, y ahora los padres lavan biberones, cargan bultos con enseres propios de los hijos tanto hembras como varones, quitan y ponen pañales, y consienten hasta más que las madres a sus hijos.
La modalidad actual de los padres es que estos se involucran en todo lo relacionado con sus hijos: los llevan al pediatra, a la escuela, a lugares de diversión sin la necesidad de la presencia de la madre, pero no solo eso, muchos hasta se exceden en lo permisivos que son.
A propósito de la celebración del Día de los Padres este próximo domingo 29, traemos a colación la nueva modalidad de llamar a esos padres consentidores, los denominados “papá gallina”.
Es un término muy popularizado en la actualidad, y lo mejor del caso es que esa arraigada cultura de que “los hijos son de la mujer, mi mujer tiene tal o cual cantidad de hijos”, anteriormente era muy común, pero ahora a los padres no les molesta que les llamen “papá gallina”, no se sienten avergonzados de ello, lo que para las familias es “ganancia de causa”.
Características de un “papá gallina”. A diferencia de lo que ocurría anteriormente, cuando el rol principal estaba supeditado a ser suplidor, ahora su función va más allá; se involucra totalmente en todo lo que tiene que ver con su crianza, se mantienen muy cerca, tanto que se les considera súper maternales.
Ventajas de un papá gallina. Al involucrarse más con los hijos, este tipo de padre tiene la facilidad de darse cuenta y descubrir lo que quieren y desean sus vástagos y “en qué están”.
La afinidad que surge entre un papá que siempre está presente en la vida de sus hijos, que se interesa por ellos, les acompaña y escucha, es una relación muy importante en la vida tanto durante la niñez como en la adultez de quienes tienen un “papá gallina”.
La ventaja de esto es que ya los hijos no dependerán solo de la crianza y orientación de la madre, no tendrán padre solo de nombre sino en acción.
Así el padre puede acompañarles en sus fantasías de creaciones de juegos, salir al jardín, parque, playa, en la personificación de sus personajes infantiles…
¿“Papá gallina”? Sí, pero sin exagerar. Un papá que consienta, que mime, que esté ahí para lo que se presente sin duda que es una bendición, pero es recomendable que esto esté controlados siempre por el respeto para que no sea perjudicial para el hijo a la hora de reconocer quién manda, quién dirige, aunque no de manera autoritaria.
Son sanos los límites entre padre e hijo, aunque esto no signifique que se deje de lado la complicidad.
Tener hijos cambia la vida de un hombre y, qué bueno que ya no solo funcionan como suplidores del hogar, sino que su función va más allá, es más completa. ¡Qué vivan los “papá gallina”.

About MillonariaFm

Compruebe también

Afirman que el aceite de coco destruye el virus de covid-19

El aceite de coco virgen ayuda a destruir el virus de la covid-19 por lo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: