Inicio / Noticias / Experto advierte riesgos por mal uso residuos carbón que se genera en Punta Catalina

Experto advierte riesgos por mal uso residuos carbón que se genera en Punta Catalina

El ingeniero Emil G. Bautista advirtió que si los residuos de la combustión de carbón que se genera en Punta Catalina no son manejados de forma adecuada, sus partículas pueden ser transportadas por el aire con riesgo de impactar la salud de la población y al medioambiente.

El experto asegura que la preocupación de mucha gente es genuina, ya que el manejo inadecuado de dichos residuos (fly ash) puede generar un impacto adverso en la sociedad.

Favoreció aplicar los conceptos de ingeniería sostenible con la implementación de todas las tecnologías disponibles, en el entendido de que utilizar productos de la combustión del carbón de una manera sostenible ayuda en la reducción de extracción de materiales no renovables, disminuir el consumo de energía y las emisiones de gases nocivos.

En un enfoque científico y de investigación que realiza sobre el particular, Bautista dijo que este es un momento oportuno para que el Estado dominicano y el sector privado promuevan la utilización de residuos no solamente de Punta Catalina sino también de otras industrias.

Manifestó que las ventajas y desventajas de los sistemas de producción de energía con carbón son debatibles, y en ese sentido es importante observar -añadió- los países que utilizan dicho sistema y cómo manejan los residuos.

Citó que en países como Estados Unidos y otros del Medio Oriente, el fly ash es utilizado en la fabricación de hormigón, estabilización de suelos y bases de carreteras, y además puede ser utilizado en relleno estructural, terraplenes y para la construcción de lagunas de tratamiento de aguas residuales.

Entre las grandes estructuras construidas con dicho material, mencionó el nuevo edificio One World Trade Center, en Nueva York, y la torre Burj Khalifa en Dubai, esta última la más alta del mundo.

Manifestó que una de las ventajas de la incorporación de residuos de la combustión de carbón, al hormigón es que aumenta su resistencia y duración, “y es una práctica muy común en los lugares donde se dispone de dichos residuos”.

Otro dato importante que ofrece Bautista es que por cada tonelada de fly ash utilizada como sustituto del cemento portland en una mezcla de hormigón se evitan aproximadamente una tonelada de emisiones de gases de efecto invernadero.

Lo que sigue a continuación es el texto íntegro de la exposición sobre el tema que realiza el ingeniero Emil G. Bautista:

En nuestro esfuerzo por tratar de mejorar el sistema eléctrico en República Dominicana se ha puesto en funcionamiento la planta de energía a carbón de Punta Catalina. Anteriormente el Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático llamó la atención a la forma en que están siendo almacenados los residuos de la combustión del carbón. En publicaciones en los medios se dan detalles de las condiciones del lugar, la preocupación de los habitantes y ambientalistas al igual que la posición de la administración de Punta Catalina al respecto de cómo se manejan dichos residuos.

La pasada administración de Punta Catalina informó que el depósito de relleno de la planta está construido bajo estándares internacionales dando a entender que se ha cumplido totalmente con las medidas medioambientales y que existe un plan para el manejo de los residuos generados por la planta. También se informa que algunas cementeras locales utilizan el fly ash para la producción de hormigón, pero la situación actual con la pandemia y el cese de operaciones no esenciales ha provocó que la utilización de dicho residuo se detuviera por un tiempo. Actualmente, existen muchas oportunidades para la utilización sostenible y eficiente de los residuos de plantas de carbón, y más aún de mostrarle a la población los esfuerzos que existen para prevenir y controlar los efectos negativos que estos residuos puedan generar.

En primer lugar, es importante entender que la combustión de carbón para generar energía produce diferentes tipos de residuos como son: fly ash, bottom ash, boiler slag y gypsum sintético. De todos estos residuos el fly ash corresponde a más del 50% y es el más fino y ligero y contiene rastros de metales tóxicos. En segundo lugar, si estos residuos no son manejados adecuadamente, las partículas finas que se generan pueden ser transportadas en el aire y por ende, representa un riesgo a quienes se exponen al mismo. Ejemplos de manejos inadecuados existen en varios lugares del mundo y sus impactos a la salud de la población y al medioambiente han sido documentados.

La preocupación de nuestra población es genuina ya que el manejo inadecuado de los residuos de plantas de carbón puede generar un impacto adverso en la sociedad, y por eso se hace importante que dirijamos nuestro esfuerzo a aplicar los conceptos de ingeniería sostenible con la implementación de todas las tecnologías disponibles. Esta es definitivamente una gran oportunidad para que el Estado y el sector privado promuevan y den soporte a prácticas que incluyan la utilización de residuos de otras industrias. Así como por igual fomentar el desarrollo de estrategias que mejoren la calidad y disponibilidad de estos materiales.

Aunque la tendencia parece indicar que la utilización de sistemas que generan energía con carbón va disminuyendo, es importante enfocarse en que mientras tengamos este tipo de plantas en funcionamiento se van a generar residuos a los que hay que buscarle una salida para reducir su impacto en el medioambiente y en la salud de la población. Las ventajas y desventajas de los sistemas de producción de energía con carbón son definitivamente debatibles y en ese sentido más que tratar de justificar el uso o no de plantas de carbón para la generación de energía eléctrica es importante observar los países que utilizan dicho sistema y cómo manejan los residuos. Esta situación nos trae una gran oportunidad de aplicar los conceptos de ingeniería sostenible para explorar las múltiples posibilidades de reutilización.

En los Estados Unidos el fly ash es utilizado en la fabricación de hormigón, estabilización de suelos y bases de carreteras desde hacen ya varias décadas, y además puede ser utilizado en relleno estructural, terraplenes y para la construcción de lagunas de tratamiento de aguas residuales. Dos ejemplos de estructuras construidas con hormigón ecológico de alta resistencia con fly ash son: el nuevo edificio One World Trade Center de 541 metros de altura y la torre Burj Khalifa en Dubai que es la estructura más alta del mundo con 830 metros de altura. A raíz de la extensa utilización de fly ash, expertos han desarrollado estándares técnicos y de ingeniería que especifican las características y propiedades que deben tener los residuos de la combustión del carbón, para su utilización adecuada garantizando el desempeño del material donde se incorpore.

Una de las ventajas de la incorporación de fly ash al hormigón es que aumenta su resistencia y duración, y es una práctica muy común en los lugares donde se dispone de dichos residuos. Por otro lado, el bottom ash es un residuo más pesado y granular y es utilizado con éxito para sustituir parte de la arena y grava en una mezcla de hormigón y para blocks de mampostería. El gypsum sintético posee propiedades similares al gypsum natural y ha sido utilizado por muchos años en agricultura como condicionador y fertilizante de suelos.

Realizando una breve revisión de las leyes que tratan sobre el medioambiente (Ley 64-00), estrategias de desarrollo (Ley 1-12) y de residuos sólidos, esta última actualmente en proceso de revisión para aprobación, se puede apreciar que en estas se establecen los medios, formas y oportunidades para la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales dentro de una planificación nacional fundamentada en el desarrollo sostenible y se impulsa e incentiva acciones que tiendan al desarrollo y cumplimento de dichas leyes. Al igual se definen las líneas de acción estratégicas para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y en lo que respecta a la gestión de desechos se plantea fomentar prácticas de reducción, reúso y reciclaje de residuos entre otras medidas.

Se estima que por cada tonelada de fly ash utilizada como sustituto del cemento portland en una mezcla de hormigón adecuadamente diseñada se evitan aproximadamente una tonelada de emisiones de gases de efecto invernadero. Utilizar productos de la combustión del carbón de una manera sostenible ayuda en la reducción de extracción de materiales no renovables, reduce el consumo de energía y reduce las emisiones de gases nocivos. Además de que al manejarlos adecuadamente estamos evitando la exposición innecesaria a los mismos de nuestra población. En definitiva, tenemos en nuestras manos una gran oportunidad de implementar tecnologías de reutilización y/o reciclado que han implementado con éxitos otros países más desarrollados. Un área en la que el país debe avanzar cada día más y es de suma importancia para futura generaciones.

ElNuevodiario

About MillonariaFm

Compruebe también

Kimberly Taveras acude este viernes ante la Procuraduría

Para este viernes a las 11:00 de la mañana está citada la ministra de la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: