Inicio / Noticias / Deportes / Muere legendario lanzador de los Yankees, Whitey Ford, a los 91 años

Muere legendario lanzador de los Yankees, Whitey Ford, a los 91 años

NUEVA YORK – Whitey Ford, el neoyorquino inteligente de la calle que tuvo el mejor porcentaje de victorias de cualquier lanzador en el siglo XX y ayudó a los Yankees a convertirse en los campeones perennes del béisbol en las décadas de 1950 y 1960, ha muerto a sus 91 años.

Un familiar le dijo a The Associated Press el viernes que Ford murió en su casa de Long Island el jueves por la noche. Se desconoce la causa.

Apodado el “Presidente de la Junta”, Ford era un astuto zurdo que lanzó desde 1950 hasta 1967 en las ligas mayores, todas con los Yankees. Fue uno de los lanzadores más confiables en la historia del béisbol.

Ganó 236 juegos y perdió solo 106, un porcentaje de victorias de .690. Ayudaría a simbolizar la eficiencia casi mecánica de los Yankees a mediados del siglo XX, cuando solo dos veces entre el año de novato de Ford y 1964 no lograron llegar a la postemporada.

La muerte de Ford es la última de este año de varios grandes del béisbol: Al Kaline, Tom Seaver, Lou Brock y Bob Gibson.

El libro de récords de la Serie Mundial está repleto de logros de Ford. Su racha de 33 entradas consecutivas en blanqueadas desde 1960-62 rompió un récord de 29 2-3 ​​entradas establecido por Babe Ruth. Ford todavía tiene récords de juegos y aperturas de la Serie Mundial (22), entradas lanzadas (146), victorias (10) y ponches (94).

Ford tenía veintitantos años cuando se convirtió en el hombre a quien acudir en la rotación del mánager Casey Stengel; el lanzador que Stengel siempre acudiría si necesitaba absolutamente ganar un juego. Ford fue la elección de Stengel para lanzar ocho veces la apertura de la Serie Mundial, otro récord.

Las mejores temporadas de Ford llegaron en 1961 y 1963, en medio de una racha de cinco banderines consecutivos en la Liga Americana para los Yankees, cuando el nuevo gerente Ralph Houk comenzó a usar una rotación de 4 hombres en lugar de 5. Ford lideró la liga en victorias con 25 en 1961 , ganó el premio Cy Young y fue el MVP de la Serie Mundial después de ganar dos juegos más contra Cincinnati. En 1963, tuvo marca de 24-7, nuevamente liderando la liga en victorias. Ocho de sus victorias esa temporada llegaron en junio.

También lideró la Liga Americana en promedio de carreras limpias en 1956 (2.47) y 1958 (2.01) y fue seleccionado seis veces al Juego de Estrellas.

Ford tuvo sus decepciones en la Serie Mundial. Habló amargamente del campeonato de 1960, cuando blanqueó a Pittsburgh dos veces, pero Stengel lo usó en el Juego 3 y en el Juego 6 y, por lo tanto, no estuvo disponible para la final, ganó 10-9 por los Piratas luego de un jonrón de Bill Mazeroski en la parte inferior del terreno en el noveno. En 1963, Ford fue superado dos veces por Sandy Koufax cuando los Dodgers de Los Ángeles barrieron a los Yankees.

A diferencia de Koufax, Ford no era un lanzador abrumador. En cambio, dependía de la astucia y las agallas, y rara vez daba a los bateadores la misma mirada en lanzamientos consecutivos. A veces lanzaba por encima de la cabeza, otras tres cuartas partes, mezclando curvas y sliders con su bola rápida y su cambio. Para el receptor Elston Howard, Ford era el “Presidente de la Junta”, un apodo que encajaba con el papel de Ford en la cima del cuerpo de lanzadores de los Yankees.

Ford también reconocería el uso de algunos métodos especiales para agregar movimiento a sus lanzamientos, incluida la saliva, el barro y la suciedad y cortar la pelota con un aro.

“Si hay algunos lanzadores que lo hacen y se salen con la suya, está bien para mí”, le dijo Ford al periodista deportivo Phil Pepe, en 1987. “Si fuera yo y tuviera que hacer trampa para poder lanzar las cosas buenas y mantenerme en las grandes ligas con un salario de aproximadamente $ 800,000 al año, haría lo que tuviera que hacer.”

Después de su retiro, Ford trabajó brevemente como locutor y abrió un restaurante en Garden City, “Whitey Ford’s Cafe”, que cerró en un año. En 2001, el actor Anthony Michael Hall interpretó a Ford en la película de HBO dirigida por Billy Crystal “61 (asterisk)”, sobre la temporada de 1961 y la búsqueda de Mickey Mantle y Roger Maris para romper el récord de jonrones de un año de Babe Ruth.

Ford y Mantle eran opuestos culturales, una extraña pareja que se volvió inseparable fuera del campo, Ford el chico urbano que habla rápido, Mantle el tímido chico de campo de Oklahoma. Disfrutaron de la atracción de la vida nocturna de Nueva York junto con el escandaloso y astuto jugador de cuadro Billy Martin y Stengel llamaron al trío “whisky slick”. Mantle lo redujo a simplemente “Slick” para Ford, quien usó con orgullo el apodo como título de su autobiografía de 1987, coescrito por Pepe. (Ford a su vez acuñaría uno de los apodos más famosos del béisbol, “Charlie Hustle”, para Pete Rose).

Típico de sus aventuras fue un episodio durante un viaje a Japón donde se engancharon con un luchador de sumo de 400 libras, que estaba acompañado por un traductor. Durante la noche, el luchador nunca habló, solo sonrió y asintió.

Entonces se le ocurrió a Martin que podría ser divertido insultar al luchador. Su nuevo amigo siguió asintiendo y sonriendo. Luego, cuando terminó la velada, Martin se despidió en japonés y el luchador asintió con la cabeza y dijo: “Muchas gracias por una agradable velada”, en perfecto inglés.

Fue una lección de diplomacia internacional.

Después de que Martin fue cambiado a raíz de una pelea de 1957 en el club nocturno de Copacabana, Ford y Mantle siguieron siendo piezas centrales en la dinastía de los Yankees y fueron elegidos juntos para el Salón de la Fama en 1974.

Ford a menudo calificó su elección como el punto culminante de su carrera, que se hizo más significativa porque fue incluido en Mantle, quien murió en 1995.

“Nunca fue nada que imaginé que fuera posible o algo con lo que me atreviera a soñar cuando era un niño y crecía en las aceras de Nueva York”, escribió en su autobiografía. “Nunca pensé que lo lograría cuando era niño porque siempre fui demasiado pequeño”.

Edward Charles Ford nació en el East Side de Manhattan, a unas 100 cuadras al sur del Yankee Stadium. Creció jugando al sandlot ball en Astoria, Queens, una sección de la ciudad que produjo a los jugadores de las grandes ligas Sam Mele y Tony Cuccinello y al cantante Tony Bennett. El Ford rubio fue apodado “Whitey” cuando todavía estaba en las ligas menores.

Los Yankees firmaron a Ford en 1947 y tres años después fue convocado a mitad de temporada. Con solo 5 pies 10 y 180 libras, Ford fue visto como una perspectiva marginal. Pero ganó nueve juegos consecutivos y logró la barrida de Filadelfia en la Serie Mundial de 1950 al ganar el cuarto juego, quedando a uno de un juego completo.

Después de dos años de servicio militar durante la Guerra de Corea, Ford regresó a los Yankees en 1953 y, junto con Mantle, se convirtió en el núcleo de un equipo que ganó 10 banderines de la Liga Americana y cinco Series Mundiales en los siguientes 12 años. Ford ganó 18 juegos en su primera temporada y nunca ganó menos de 11 durante 13 temporadas consecutivas.

Mantle lo resumió: “Era el mejor lanzador que he visto y el mejor competidor. Whitey ganó siete de cada 10 decisiones y nadie en la historia del béisbol lo ha hecho mejor que eso “.

Esta historia fue escrita principalmente por el exescritor de deportes de AP Hal Bock.

Telemundo47

About MillonariaFm

Compruebe también

Con Yoanner Negrin en el box Águilas Cibaeñas blanquean a Leones

SANTIAGO Las Águilas Cibaeñas blanquearon a los Leones del Escogido en el Estadio Cibao en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: