Inicio / Noticias / Exparticipante de Guerreros pide ayuda para combatir el cánceruda para combatir el cáncer

Exparticipante de Guerreros pide ayuda para combatir el cánceruda para combatir el cáncer

Como supone un diagnóstico de cáncer, a Cynthia Camacho Díaz, exparticipante del programa Guerreros, la noticia le ha cambiado la vida, no solamente por el dolor constante, sino también por tratarse de un tumor que ha ido creciendo, y por la urgencia de recibir tratamiento en el anhelo de una recuperación.
“Es un cáncer que se refleja en menos de un porciento de todo el cáncer que hay en el mundo”, dijo con voz quebrada al hacer referencia sobre el spindle cell sarcoma. “Es bien raro y, usualmente, el sarcoma no es maligno, pero desgraciadamente, el mío es maligno y bien agresivo”, añadió en entrevista telefónica desde Filadelfia, donde se trasladó en diciembre a vivir con su papá, en busca de atención médica. “Es un tumor bien grande. Está encima del hueso ilíaco, eso es por la cadera, en la parte derecha”, especificó. “La preocupación que vivo todos los días, la ansiedad, el dolor, no es fácil”, lamentó la excompetidora, a quien cariñosamente llaman Cyndi, y quien formó parte del equipo de Leones en la temporada Cobra Vs Leones.
Díaz reveló que desde el verano experimentó señales de que la molestia que sentía en su cadera derecha, demoraba en sanar más de lo común. Pasaron meses antes de que se descubriera la verdadera causa de su dolor, tardanza que ha complicado el panorama médico.
“Cuando estaba jugando en Guerreros (WapaTV), en un ensayo en el verano, creo que fue en julio, tuve un accidente en el cual caí bien fuerte en el piso, corriendo y sentí mucho dolor”, detalló. Fui al doctor. Me sacaron del juego por ese momento. Me hicieron placas. Me dijeron que todo estaba bien”, agregó. “Seguí jugando porque tenía un contrato con ellos, aun cuando tenía mucho dolor, y como me decían que todo estaba bien, yo seguía jugando”, dijo.
El dolor siguió, lo que la llevó a seguir buscando respuestas que incluyeron consultas con médicos de diferentes especialidades, examen de MRI, sonograma y Pet scan. “Detecté un chichoncito, que dolía. Al principio, hasta me trataron como si me lo estuviera inventando”, lamentó, “porque lo que seguían diciendo era que era un hematoma, aún después de un mes”, indicó con frustración.
“Un fisiatra me mandó a hacer un sonograma, y salió bien raro. Estaban preocupados por mí. De ahí fue un MRI, y me mandaron hacer una biopsia, y me dijeron que tenía cáncer. Eso fue entre noviembre y diciembre”, recordó.
“La última decisión fue que no me iban a operar ni atender más porque el doctor que estaba encargado, que es uno muy reconocido en oncología en Puerto Rico, y supuestamente era el mejor, decidió que no quería trabajar más mi caso porque si tenían que hacer algo conmigo, él no estaba apto para ese tipo de cirugía, y me dijo que me fuera de Puerto Rico”.
En Filadelfia, se ha sometido a más estudios médicos. “Me hicieron el MRI y la biopsia. Tienen que hacer todo de nuevo porque ha pasado más de un mes, y el tumor ha crecido mucho. Está creciendo más o menos un centímetro por semana. Ahora mismo mide 17 centímetros”, explicó Cynthia, quien destacó que “siempre fui atlética, me encantaban las actividades físicas. Eran parte de mi vida desde niña, y ahora no puedo hacer absolutamente nada. Apenas puedo caminar sin dolor”.
A esto se añaden las consecuencias que pueden desencadenar si no recibe tratamiento pronto. “Lo peligroso de mi sarcoma es que está tan y tan grande, que ellos piensan que me puede afectar el hueso, y si el cáncer llega al hueso, eso sí va a ser un problema porque ahí me tienen que raspar el hueso, remover parte del hueso, o removerlo por completo. Eso va a ser bien fuerte, bien costoso, bien doloroso. Me tienen que poner una prótesis. Yo espero en Dios que no me llegue tan lejos”, dijo la madre de una menor de 15, quien permanece en Puerto Rico mientras Cynthia busca asistencia médica.
Pero el cuadro clínico que ha experimentado en las semanas recientes no le quita el ánimo por luchar. “Se supone que sobreviva porque según el Pet scan que me hicieron en Puerto Rico, no se ha regado en el cuerpo”, mencionó.
Para ayudarla
Existen varias alternativas para contribuir con los costos médicos. “Hemos recaudado dinero, pero no es suficiente. No es solamente la cirugía, sino todo el proceso que voy a pasar luego de la cirugía, la recuperación”, aclaró con preocupación, y especificó “va a costar entre $100 mil hasta $400 mil”.
Los interesados pueden enviar su donativo a través de ATH móvil al 787-549-4808. También, aportar mediante de la cuenta del Banco Popular 351-261-902, o gofundme.com/f/cyndis-cancer-fund
Además, como parte de los esfuerzos para recaudar dinero, el próximo 25 de enero se llevará a cabo el “Carnaval de Softball Pro-fondos Cynthia Camacho Díaz” en el parque El monaga en Caguas, a las 9:00 a.m. Habrá oportunidad de interactuar con varios de los competidores de Guerreros, quien estarán por iniciativa voluntaria. “El apoyo de los Guerreros ha estado presente. Ellos me escriben a cada rato. También, aportaron a las donaciones. En el programa, lo anunciaron el último día antes de irse receso por las navidades, y hasta producción de vez en cuando me llaman y me preguntan”. Para más detalles sobre esta actividad, puedes llamar al 787-475-2923 o al 787-341-9562.

About julio espinal

Compruebe también

Kimberly Taveras acude este viernes ante la Procuraduría

Para este viernes a las 11:00 de la mañana está citada la ministra de la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: